Lo líquido o el quejido de los cobardes by Ana de Lacalle

Photo by Pixabay on Pexels.com

La “liquidez” es la forma mental de la falta de consistencia y sustancialidad que, siendo acuñado como término paradigmático por Bauman, nos impele a adoptar una forma de vida desarraigada de la cruda existencia y que, por decepción e incapacidad, se perpetua en esa acuosidad superficial y sin identidad precisa, que va amoldándose a las imposiciones consumistas y hedonistas exteriores.

Es un proceso de sustitución nihilista, de lo que otros calificaban  la encarnación, sin resurrección que valga; de la muerte del Dios cristiano y de cualquier otro gran relato que implique el menoscabo de lo se considera –aunque puede ser discutible- auténticamente humano; en el sentido de ser un ente mediocre, sin criterio ni capacidad de análisis.

Únicamente orientados por lo que se nos negaba desde tiempos remotos  a los humanos que era el “carpe diem”, es decir, el estrujar el presente como la única certeza que poseemos, extrayendo todo el placer y bienestar posible. Sin futuro, sin esperanza, solo queda entregarse a la frivolidad de lo leve, lo superfluo y de lo que nos permita vivir sin vernos abocados al abismo de la nada. Mejor no reflexionar, no profundizar, sino quedarnos en lo que para Kundera constituyó la insoportable levedad del ser, pero que para otros muchos devino la manera más cómoda y menos esforzada de vida.

Cierto es que el exceso de vacuidad va exigiendo por necesidad, la búsqueda de sentidos más realistas, concretos y posibles que nos despojen de ese miedo a enfrentarnos con nosotros mismos, pero también lo es que aun resta mucho cobarde insulso, con la sensibilidad acorazada para subsistir, que cree hacer lo más apropiado -dadas las exigencias e imposiciones externas- pero, cuya liquidez se valida en un entorno donde la subjetividad egocéntrica es el baremo para que todo sirva por igual. Un quejido inconsciente por parte de quienes optan por sobrevivir en lugar de vivir hondamente.

Ante este panorama, podemos decir que los humanos somos idólatras fariseos casi por naturaleza. Vamos relevando unos dioses o ídolos por otros con la misma vehemencia hipócrita con la que los habíamos adorado. Se ha desvanecido pues lo intocable, lo sagrado y con ello el tabú que delimitaba lo admisible de lo intolerable. Hemos transitado de los dioses o un monoteísmo, a venerar al hombre como el centro neurálgico y referente hasta desembocar en el dinero como algo material, deseado y convertido en el máximo objeto de deseo y, por ende, en el ídolo más peculiar de la historia, atendiendo a que ya no es un ente de naturaleza inmaterial respecto del que sea imprescindible la fe, sino que su naturaleza determinada y material convierte a este icono en una certeza empírica, no en una creencia. Creemos que es el dios que nos redime porque la experiencia nos demuestra que el dinero otorga poder, este la satisfacción de deseos y, en consecuencia, la alimentación más nutritiva para preservar ese mundo líquido que está licuando lo que de más digno puede haber en el humano: su consciencia y capacidad de reflexionar sobre lo que quiere, lo que considera ético y su consecuente acción coherente en relación a los otros, cuya dignidad se considera valiosa por igual.

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTOy comentado:

    Artículo en MASTICADORESFOCUS

    Me gusta

  2. Coincido Ana, ahora bien los tiempos líquidos solo son posible en nuestra salida al espacio, este elemento cada vez pesará más. Y para ello solo es posible esta forma de pensar,,, pero a tiempos liquidos hay otros espesos donde la ultraderecha y el nacionalismo anidan Ellos trabajan creando nuevos Totems para que los indios dancen con furia en derredor. Pra que se pinten las caras y salgan a cortar cabelleras. Como vez, en mi caso no se que es mejor, por ello dentro de 15 minutos sale mi artículo con 2 hombres del año que sorprenderán saludos y un apasionante 2020.

    Me gusta

    1. Gracias. La historia es cíclica y no es de extrañar que a lo líquido le siga lo dogmático. Desprendera que prosperen o no cómo sea capaz de absorberlo el capitalismo… Feliz año

      Le gusta a 1 persona

  3. Javi dice:

    Muchas gracias por ilustrarme. No te imaginas el placer que me causan tus publicaciones.

    Me gusta

    1. Gracias, solo para qur a alguien le sirva ya vale la pena el esfuerzo de intentar escribir de lo que a menudo es difícil de captar incluso

      Le gusta a 1 persona

      1. Javi dice:

        Disculpa. Compartí tu publicación sin pedirte permiso. Espero no haberte molestado.

        Me gusta

  4. Javi dice:

    Es que es tanto el contenido como el modo de expresarlo. Es arte y sabiduría al mismo tiempo.

    Me gusta

  5. Noooooo…..al revés te lo agradezco. No tienes que pedirme permiso, ahí está y cuanto más se comparta a más personas llega!!!!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s