Democracia: Tipos duros contra intelectuales en la nueva era by j re crivello

Es la época de los tipos duros, de los que hablan desde el pulpito y atraen a millones de desencantados de la política intelectual de la izquierda que promete demasiado a sabiendas que no se puede dar el cielo en la tierra. Y surgen los miedos que se agrupan detrás de los desencantados.

Ha ganado Bolsonaro en Brasil o el suave peronista en Argentina, o el Trump catalán que ama ser quien dicta las leyes.

En ese descarrilamiento estamos, los intelectuales son de izquierdas y cuentan milongas irreales que conducen hacia la crisis o la guerra y los tipos duros regresan diciendo animaladas que son verdades a medias, pero si uno intuye alguna verdad, por primera vez su simplismo no está cargado de mentiras ideológicas construidas por los intelectuales del poder socialdemócrata. De sueños que conducen al descontrol, a la miseria o resultados inexplicables. A la gente hay que decirle la verdad, no cuentos trufados de intelectualidad.

Y uno se pregunta ¿Cómo alguien que dice…?

“Esta misión de Dios no se escoge, se cumple”, como Bolsonaro y gana. Y gana al estilo peronista, pero su misión evangelizadora no es regalar panes como los otrora populistas, sino instalar el orden en una sociedad que en un año lleva 47.000 asesinatos o pasa en cuatro años de pleno empleo a 13 millones de desempleados.

Es la época de los tipos duros, de los que hablan desde el pulpito y atraen a millones de desencantados de la política intelectual de la izquierda que promete demasiado a sabiendas que no se puede dar el cielo en la tierra. O Trump que aprieta el botón y mata el General de Irán más corrupto y asesino que tienen los ayatolás, y lo anuncia en su Twitter con tan solo una bandera americana. Con ello surgen los miedos que se agrupan detrás de los desencantados. Miedos atroces de carne y hueso, de las gentes sencillas que aman a su país y ven como se hunde entre grandes discursos de igualdad y solidaridad.

El mayor experimento socialdemócrata ha muerto enfangado en el desorden, la corrupción y el amiguismo de la era brasileña, no en vano este país es la cuarta democracia del mundo. Lo que vendrá no será el Edén. ¿O lo es Trump o Erdogan en sus respectivos países?

No, no lo son, pero los intelectuales deberían revisar sus ideas respecto a la amistad con el poder de izquierda y ser más críticos sin dejarse llevar y con ello veríamos menos tipos duros.

¿Vendrán las tipas duras? Y tanto… la democracia esta alterada por otras sociedades como la China que con mil millones y sistemas de control o algoritmos a la vez que experimentan: vivir sin Google, sin prensa libre, sin opinión pública, sin sindicatos y… volúmenes inmensos de patrimonios (dinero digital) en el extranjero.

¿Democracia?

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. F.J. Font Moa. dice:

    No digo que no a eso de los intelectuales, pero, ¿cómo? ¿Las derechas no tienen intelectuales? ¿Qué tienen, pues? ¿Acaso grandes profesionales a diferencia de las izquierdas? Por cierto, cuando se dice ” A la gente hay que decirle la verdad, no cuentos trufados de intelectualidad.”, me pregunto qué verdad es esa, porque suena, si se me permite ser irónico, como la típica música populista que de ordinario utilizan los intelectuales. La verdad,… como si ésta fuese una cosa sencilla, absoluta, clara, limpia de toda interpretación… Leyendo este artículo uno podría pensar que la derecha es un dios sustentado en la nada, pues aquí la derecha no se menciona, pero parece dedicársele un buen sacrificio.

    PD “Schumpeter definía al intelectual como el profesional de la falta de profesionalidad.”

    Gracias por el artículo.

    Me gusta

  2. F.J. Font Moa. dice:

    Reblogueó esto en F. Moay comentado:

    Discrepo en muchas cosas de este artículo, y al mismo tiempo me parece muy interesante prestarle atención. Lo dije en un comentario pero lo repito aquí: No digo que no a eso de los intelectuales, pero, ¿cómo? ¿Las derechas no tienen intelectuales? ¿Qué tienen, pues? ¿Acaso grandes profesionales a diferencia de las izquierdas? Por cierto, cuando se dice ” A la gente hay que decirle la verdad, no cuentos trufados de intelectualidad.”, me pregunto qué verdad es esa, porque suena, si se me permite ser irónico, como la típica música populista que de ordinario utilizan los intelectuales. La verdad,… como si ésta fuese una cosa sencilla, absoluta, clara, limpia de toda interpretación… Leyendo este artículo uno podría pensar que la derecha es un dios sustentado en la nada, pues aquí la derecha no se menciona, pero parece dedicársele un buen sacrificio.

    PD “Schumpeter definía al intelectual como el profesional de la falta de profesionalidad.”

    Me gusta

    1. Me gusta F. Moa, la caña no es mala, Le doy caña precisamente a la izquierda por ser soberbia y pensar que son los buenos. Y arrastran millones de muertos en sus aventuras, en suma la derecha ahora no merece la critica, pero si estos tipos duros que representan una derecha nueva. Y aqui esta la oportunidad de los intelectuales, “zafarse” de las estupideces de izquierda y ser reflexivos, adultos, independientes y usar su fuerza para guiarnos en la etapa de los tipos duros.

      Le gusta a 1 persona

    2. Y decirle la verdad a la gente, es eso, decirle lo que uno piensa, no lo que uno siente. Zafarse de la ideologia, Tarea difícil en suma… Gracias por tu opinión.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s