Por comida, gotitas verdes – la promesa del hambre cero- by Luciana Veneranda

Apenas supera los tres años, sus pies pequeños caminan sobre la tierra colorada, hace equilibrio- las piedras son puntiagudas-  y con esmero sostiene un plato que acaban de darle en el comedor comunitario. El líquido verduzco baila entre paso y paso, se derrama en gotitas. Al mirarlo pienso – quizás sea la única comida del día- lo niego, la imagen llena el alma de tristeza.  Se acerca un niño, unos pocos años más grande, y lo ayuda a poner derecho el plato, salvando así la ración, luego orienta su caminata tomándolo por el hombro, se pierden hacia la izquierda, a la vuelta de la esquina.  Recorro el lugar, un barrio típico del Noreste Argentino, mitad belleza, mitad pobreza. A pocos metros, un cartel derruido indica comedor comunitario, en el interior, hacia la derecha, tres mujeres revuelven con palas de madera y con entusiasmo el contenido de una gran olla. Las saludo, me responden sin abandonar la tarea. Observo que la olla se encuentra asentada sobre bloques en el piso de tierra, el fuego se aviva cuando agregan maderas bondadosas del lugar. Me acerco y hago un ademán para ver el interior, y al mismo tiempo les pregunto: – ¿qué están haciendo? Una de ellas responde, con tono de resignación – “sopa de arvejas”, – luego de un silencio incómodo agregó– “unas pocas que logramos conseguir”. La conversación continuó, se transformó en un típico interrogatorio, a lo que denomino ignorancia de clase: el tiempo diario que les insume la tarea, dónde consiguen la mercadería, cuánto tiempo llevan haciendo comida, cuántos vecinos buscan comida en el comedor, cuántos habitantes del barrio lo usan diariamente y así, un ensordecedor rosario de preguntas, tantas veces respondido y tantas veces traicionado, mientras tanto, otros niños llegan con sus platos a cargar bolitas verdes para frenar el dolor que se insinúa en el vientre.  

La Convención Internacional de los Derechos del Niño (CIDN-1989), establece el marco normativo que contempla a los niños, niñas y adolescentes (NNA) como sujetos plenos de derecho. estableciéndolos/as merecedores de respeto y dignidad; como así también su libertad de pensamiento, de asociación, de opinión y de expresión. La Convención tiene como eje rector, el “interés superior del/a niño/a”, concepto que significa la máxima satisfacción integral y simultánea de los derechos y garantías; ponderando su opinión en todo proceso que los/as incluya.  Lo que rompe el silencio impuesto a los/as NNA, y sienta un instrumento de jurisdicción internacional.
Por el contrario, la Ley de Patronato N° 10.903, sancionada en 1919, concebía a los NNA como menores, y ante cualquier situación de riesgo eran judicializados/as o institucionalizados/as, dependiendo de las decisiones arbitrarias del juez que interviniera.

En el año 1994, se otorga jerarquía constitucional a la CIDN, sin embargo, los avances fueron lentos en las prácticas de respeto de los derechos. Recién en el año 2005, luego de una intensa lucha de Organizaciones Sociales, se materializa la Ley Nacional N° 26.061, Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. La misma tiene por “objeto la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes que se encuentren en el territorio de la República Argentina, para garantizar el ejercicio y disfrute pleno, efectivo y permanente de aquellos reconocidos en el ordenamiento jurídico nacional y en los tratados internacionales en los que la Nación sea parte. Los derechos reconocidos están asegurados por su máxima exigibilidad y sustentados en el principio del interés superior del niño. La omisión en la observancia de los deberes que corresponden a los órganos gubernamentales del Estado habilita a todo ciudadano a interponer las acciones administrativas y judiciales a fin de restaurar el ejercicio y goce de tales derechos”. Su aplicación “es obligatoria, en todo acto, decisión o medida administrativa, judicial o de cualquier naturaleza que se adopte respecto de las personas hasta los dieciocho años de edad. Las niñas, niños o adolescentes tienen derecho a ser oídos y atendidos cualquiera sea la forma en que se manifiesten, en todos los ámbitos. Los derechos y las garantías de los sujetos de esta ley son de orden público, irrenunciables, interdependientes, indivisibles e intransigibles”. El “Interés superior” significa su condición de sujeto de derecho; a ser oídos y que su opinión sea tenida en cuenta; el respeto al pleno desarrollo personal de sus derechos en su medio familiar, social y cultural; respeto a su capacidad de discernimiento y demás condiciones personales; el equilibrio entre los derechos y garantías y las exigencias del bien común. El derecho a su centro de vida, lugar donde hubiese transcurrido en condiciones legítimas la mayor parte de su existencia. Este principio rige en materia de patria potestad, filiación, restitución del niño, la niña o el adolescente, adopción, emancipación y toda circunstancia vinculada a las anteriores cualquiera sea el ámbito donde deba desempeñarse. Cuando exista conflicto entre los derechos e intereses de las niñas, niños y adolescentes frente a otros derechos e intereses igualmente legítimos, prevalecerán los primeros.

El concepto de corresponsabilidad, significa que el Estado, la familia y la comunidad son los responsables de garantizar, proteger y promover de manera integral el conjunto de derechos de los/as NNA.

Uno de ellos es el derecho a alimentarse.

Argentina produce para alimentar a millones de personas. Sin embargo, no ha podido lograr sosegar el hambre en su territorio.  

Si se observan las intenciones gubernamentales se observan planes enunciados y activados y desactivados, por ejemplo: el Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, “Familias y Nutrición”, cuyo propósito era contribuir al desarrollo y fortalecimiento de las familias en torno a la nutrición y a la alimentación desde un enfoque de derechos.

Pero, la inseguridad alimentaria ha crecido al ritmo del crecimiento de la pobreza. La promesa del Hambre 0, fracasó en el mismo momento en que fue enunciada como política de gobierno.

De julio de 2018 a julio de 2019, la inflación según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue del 54,4 por ciento, pero la inflación de la Canasta Básica estuvo por encima, ya que llegó al 58,8 por ciento, lo que transformó el alimento en una mercancía de lujo accesible para pocos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), un 4,6% de personas pasan hambre en la Argentina, según datos del período 2016-2018. Por otro lado, según datos de la Universidad Católica de Argentina (UCA), durante el 2018 un 7,9% de la población sufrió inseguridad alimentaria severa, entendida como la percepción de experiencias de hambre durante los últimos 12 meses por problemas económicos, siendo el mayor valor de la serie de esa institución que comienza en 2010.

Las familias han perdido su capacidad de proveer vivienda, abrigo y alimentación a sus integrantes. La crisis socio económica actual ha generado un conjunto muy amplio de población por debajo de la Línea de la pobreza y de la Línea de indigencia. Del total de pobres, la mitad son niños.

El Congreso Argentino, el 18 de septiembre de 2019, declaró la Emergencia Alimentaria hasta el 2022, la misma establece un aumento del 50% del dinero destinado a la alimentación por persona.

Como reacción al aumento de la problemática diferentes organizaciones de la sociedad civil e instancias de gobiernos nacional, provincial y municipales y entidades religiosas generaron espacios para la alimentación. Se ha multiplicado la intención de abordar el problema restringido solo a la cantidad y a la saciedad, pero no a la consideración del nivel nutricional de acuerdo a la etapa de desarrollo. Es decir, la capacidad de acceso de los ciudadanos NNA a alimentos ricos en proteínas, vitaminas y minerales para el desarrollo físico y mental.

Las organizaciones comunitarias que han tenido la experiencia de la crisis de hambre de 2001 (-gobierno de la Alianza, presidencia de la Rúa, periodo 1999/2001), están mejor preparadas, dada a su experiencia, a enfrentar las necesidades de alimentación de sus vecinos, organizan sus ollas, juntan los alimentos, asignados por el gobierno, donados, pedidos, aportados y preparan grandes cantidades de comida que distribuyen entre sus concurrentes. 

Los Comedores Comunitarios, son lugares donde un grupo de personas hacen comida a partir de partidas de alimentos no perecederos – la mayoría de las veces- y perecederos – en mínima proporción-  para dar de comer a otras personas y /o comer en conjunto a otras personas.

Ahora bien, en contextos críticos estos espacios se transforman en algo más que en un simple lugar para comer. En la tradición del trabajo comunitario, los centros comunitarios en los barrios populares han cumplido con la función de: referencia, apoyo en la escolarización, congregación religiosa, expresión cultural, referencia de la política (no solo partidaria) y organización para la resistencia ante la embestida de las políticas neoliberales recurrentes, que privan de derechos sistemáticamente a la población más pobre y más joven.

Estos comedores comunitarios han sido estudiados en relación a diferentes aspectos, por un lado, “el político, dado que evidencia un espacio para la politicidad barrial vinculado con la política social territorializada. Es, a su vez, social, porque refiere a lazos de solidaridad y de interacción cotidiana en el espacio comunitario surgidos en las prestaciones y acciones de los comedores, y es, también, alimentario porque frente a cualquier iniciativa política y social en su organización conserva lo que consideramos una especificidad: brindar alimentos en tanto intervenciones y recursos en la cotidianeidad del espacio barrial” (Santarsiero,2013)

Esta mañana mientras estaba desayunando, las noticias de ayer confirmaban: “Ya fallecieron seis menores”, niños “WICHI” por desnutrición… Triste Paradoja

Notas:

________________________________

El Congreso argentino declara la emergencia alimentaria hasta 2022 La norma que aumenta en un 50% la ayuda estatal a los comedores sociales suma el voto de oficialistas y opositores https://elpais.com/internacional/2019/09/18/argentina/1568836225_827815.html

https://www.educ.ar/recursos/118943/ley-nacional-26061-de-proteccion-integral-de-los-derechos-de-ninos-ninas-y-adolescentes

Fernández, I; Barrera, J. (2009). “Los niños y niñas: ¿ciudadanos de hoy o de mañana?” Revista Alternativas. Cuadernos de Trabajo Social, 111-126.

Robert, C. (2011) “El niño argentino y el niño latinoamericano. Sobre la necesaria continuidad histórica”. I Concurso de Ensayos sobre Infancia y Familia del Área Formación a Distancia. Reflexiones y Avatares para la Infancia en el siglo XXI. Obtenido de http://ifejant.org.pe/Archivos/librocdensayos.pdfhttp://ifejant.org.pe/Archivos/librocdensayos.pdf

Bustelo, E. (2007). “El recreo de la infancia. Argumentos para otro comienzo”. Siglo veintiuno. Argentina.

Liebel & Saadi. (2012) “La participación infantil ante el desafío de la diversidad cultural”. Desacatos Revista de Antropología Social, N° 39, pp 123-140. CIESAS.

Del total de pobres casi la mitad son niños, niñas y adolescentes. https://www.unicef.org/argentina/comunicados-prensa/el-48-de-los-ni%C3%B1os-ni%C3%B1as-y-adolescentes-en-argentina-es-pobre

¿Por qué creció más la cantidad de pobres en el Gran Buenos Aires que en el resto del país?Las 5 razones del aumento de la pobreza en el Conurbano.https://www.pagina12.com.ar/222846-las-5-razones-del-aumento-de-la-pobreza-en-el-conurbano[ fecha de consulta02 de octubre de 2019]

Santarsiero, L. (2013) Los comedores comunitarios como fenómeno social, político y alimentario en la Argentina de los últimos treinta años: una “guía práctica” para su comprensión. Cuestiones de Sociología, nº 9. ISSN 2346-8904 http://www.cuestionessociologia.fahce.unlp.edu.ar

Tarriconi & Roig “Emergencia alimentaria: claves de la nueva ley y la evolución de las políticas alimentarias” https://chequeado.com/el-explicador/emergencia-alimentaria-claves-del-proyecto-y-la-evolucion-de-las-politicas-alimentarias/ 18/09/2019[ fecha de consulta02 de octubre de 2019]

Convocan a “una brigada humanitaria” ante la muerte de niños wichis por desnutrición en Salta Noticia de: El Litoral (www.ellitoral.com) Link:https://www.ellitoral.com/index.php/id_um/224336-convocan-a-una-brigada-humanitaria-ante-la-muerte-de-ninos-wichis-por-desnutricion-en-salta-ya-fallecieron-seis-menores-nacionales.html%5D Lunes 03.02.2020

Wichí: Etnia indígena del Chaco Americano, esta población reside principalmente en las Provincias de Chaco, Salta, Formosa

Un comentario Agrega el tuyo

  1. garceslogia dice:

    ¿Para cuando la la riqueza de los países se empleará prioritariamente el cubrir las necesidades básicas de su población?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s