Capitalismo: Se inicia el Periodo Oscuro by j recrivello

el

“El maestro de biólogos E.H Wilson escribió que los seres humanos «hemos creado una civilización de Guerra de las Galaxias con emociones de la Edad de Piedra, instituciones medievales y tecnología que parecen de dioses» y Holland coincide al no valorar en demasía el supuesto progreso moral del mundo de hoy respecto al de ayer” (entrevista en El confidencial)

Tom Holland: «Porque así como los humanos responsables de las pinturas rupestres miles de años no fueron menos inteligentes que nosotros, nosotros, con nuestros teléfonos inteligentes, nuestros aeropuertos y nuestros ventiladores, tampoco somos menos propensos a la superstición e irracionalismo que ellos. Nuestra fe en el progreso, que no es meramente fe, nos ha dado estándares de vida y períodos de vida que las generaciones anteriores solo podrían haber soñado. Igualmente, amenaza al planeta con el cambio climático y la extinción masiva. Tal ha sido siempre el trato de Prometeo«.

J re crivello: El progreso nos ha llevado a crear una tecnología que se ha independizado de los códigos morales. Nuestros antepasados vivían la cultura del miedo y el pensamiento mágico. Nosotros somos más inteligentes que ellos. Hemos apartado dichos condicionantes y esa ideología de creer en lo mágico que actuaba de control. Luego ha venido la civilización tecnológica jamás conocida por nuestra civilización. Este virus vuelve a desatar todos los males de la consciencia humana, el miedo, la idea de Dios, la renuncia a la globalización y la búsqueda de fronteras que separen y el deseo de Estados al estilo de China regidos por 20 millones de funcionarios cooptados por ellos mismos.

Pero detrás de la frontera… esta la guerra, detrás del miedo… la diferencia, la segregación, el desprecio.

Las emociones son de la Edad de Piedra dirá E. H. Wilson, tal vez ya no son de esa edad, son por primera vez emociones no cautivas por la religión. Emociones que establecen la lucha de los individuos en la vida en libertad. Y ¿dónde queda la razón? Es la guía, los periodos oscuros como el que comenzaremos pueden traer dosis de desazón, dosis de esperanza. Nada nos garantiza nuestro futuro. Las mentes brillantes pueden dirigirnos, o bien pueden caer bajo el dominio de la irracionalidad y hacerles desdecirse como Galileo, quien ya tuvo que soportar en su tiempo.

Nota:

Caracterizo al Periodo Oscuro como un capitalismo basado en los Estados dominados por una Elite y sin democracia parlamentaria ni control de la prensa libre y en lucha con los Estados capitalistas basados en la libertad (de prensa, de comercio, de reglas) –j re crivello

Entrevista a Tom Holland link

Libro de T Holland link http://aticodeloslibros.com/index.php?id_product=187&controller=product

Libro en preparación de j re crivello: El capitalismo del siglo XXI (El periodo Oscuro)

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en Barcelona / j re crivelloy comentado:

    Adelanto una reflexión que es la base de uno de mis próximos libros.

    Me gusta

  2. ¿Estados capitalistas basados en la libertad (de prensa, de comercio, de reglas)? ¡Venga ya!, decimos por tierras del Sur. Francamente: me suena a ponerle apellido y título, con lo que eso vende (“del siglo 21”, “del lado oscuro”) o gana en megustas. Perdóneme y gracias por su atención.

    Me gusta

  3. Echaba de menos participar en uno de estos textos tuyos tan correctamente expuestos y documentados, por lo que es posible que me extienda. Discúlpamelo, son las ganas.

    No entraré en el áspero tema de lo piadoso como antídoto esperanzador, cada cual elija su propia forma de razonar, sea real o mitológica; y sobre el populismo diría que quienes aleccionan sobre tal tendencia suelen errar posicionándolo siempre en un extremo del sistema político en lugar de en toda su extensión (recordemos que hasta la aparición de Podemos en el universo político llamábamos a esta misma tendenciao «demagogia» y a partir de ahí le cambiamos la denominación y lo enfocamos a esa única opción política). Lo que sí parece evidente es la amenaza de una reconfiguración en la posesión del cetro imperial, dado que lo que se intuye como daño económico en las potencias occidentales está siendo ya más que factible. Pero también es cierto que el capitalismo virulento es capaz de crear sistemas alternativos que, aún a modo virtual o engañoso, logren pasar por encima del cadáver de esta crisis, evitando que China aproveche cualquier mercadillo económico que pueda presentarse; aunque solo sea por devolver el guante o, dicho de forma más «populista», por darles por saco.

    Es cierto que este virus ha venido de perlas para los antiglobalización, pero también lo es que ha logrado fundamentar una crisis económica largamente amenazada, aún cuando no existían motivos tangibles para temerla. ¿Es por tanto un virus que funciona a dos bandas o ambas tienen una misma motivación? ¿Deberíamos pensar que una globalización que no aporta ventajas a los países soberanos sólo ofrece su despersonalización y eso no parece que sea muy beneficioso? Dicho sea de paso, esta última pregunta la escribo con una cierta amargura interior; yo, que he sido un globalizador irredento.

    La lucha contra el SARS-CoV-2 causante de la enfermedad COVID-19 parece tener como núcleo efectivo el distanciamiento de la población entre sí. No podemos quejarnos de que China cerró Wuhan pero permitió desplazamientos aéreos y después aseverar que la solución está en la globalización, porque el distanciamiento sólo tiene un significado, no él y su contrario al tiempo.

    En cuanto a haber creado una civilización futurista que pierde fuelle en sus códigos morales, ¿qué esperábamos? Una cosa era tener a disposición a través de las redes toda la información del mundo y otra, tan distinta que se convirtió en antagónica, era que cualquiera pudiera crear información y transmitirla con el mismo marchamo de veracidad; sea información pseudohistórica, pseudoreligiosa o pseudopolítica.

    Por poner un ejemplo, tengo un grupo de WhatsApp donde la mayoría de sus componentes dejan contínua constancia de que las emociones sí son de la Edad de Piedra, con su consiguiente vinculación a lo mágico, lo sobrenatural y lo religioso, por lo que aquí sí doy la razón a Holland, somos tecnológicamente avanzados pero seguimos siendo supersticiosos e irracionales. La razón, hace años que empezó a perder la partida y eso se refleja en el perfil de las mentes brillantes que decidimos nos dirijan.

    Estoy de acuerdo contigo, Juan. Nos encaminamos de lleno a ese Período Oscuro que has definido y, más que desazón o esperanza, sería un buen momento para que decidamos aprovechar el inmenso don del que disponemos todos, el raciocinio.

    Un abrazo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s