Nepohualtzitzin –mundos físicos o virtuales ¿quién ganará la batalla?

Imagen by Mark Powell

 La cultura maya nos legaría el ábaco que permitía hasta calcular raíces cuadradas, pero no pretendo disertar respecto a las matemáticas aunque podría citar: “En el Génesis, 32:14, Jacob le regala 220 cabras a su hermano. Según los místicos, se trató de un acuerdo secreto, ya que 220 pertenece a una de las parejas de números amigos, y Jacob quería asegurar su amistad con Esaú”(1)

La aparición de las matemáticas va unida a la cultura humana y su despegue de la base animal inherente a los humanos. El lento descubrimiento de la abstracción y las relaciones con otros individuos nos obligaría a un gran esfuerzo para contabilizar la hacienda, los intercambios, o el mundo físico. De aquella cosmovisión antigua a la insuperable disciplina financiera que se ha despegado de las rutinas físicas y ocupa un gran espacio virtual actual, en la cual la riqueza aumenta o disminuye por factores emocionales. Podemos preguntarnos: ¿estamos preparados para tal salto espiritual?

Tal vez esta generación y la siguiente no, pero la fuerza material ha desbordado su  ratio / cuenta del ábaco que es igual a lo que observo, por una fantástica desigualdad entre producción mercantil y representación virtual. Ello plantea grandes interrogantes, si se me permite expresare algunos:

a)      La riqueza virtual que está en manos de unos pocos –que agudamente señalan las mentes menos dogmáticas de la izquierda.

b)      Separación cada vez más creciente entre riqueza material y virtual, en el que algunos pueden ser dueños de una parte y otros no. Ello agitara próximos conflictos de posesión y gestión. Un ejemplo: Argentina es dueña de los pozos de petróleo con la expropiación de YPF, pero no puede pagar las deudas que “fondos buitres” le reclaman de manera virtual.

El Nepohualtzitzin (1) es un legado que muestra los orígenes de una comunidad agrícola, la cultura financiera virtual es el resultado de una violenta separación entre el mundo físico y la nueva civilización basada en las imágenes y su representación simbólica. De la cual esta última ha resuelto la batalla a su favor y, muestra la próxima globalización en este siglo XXI que marchara fuera del planeta Tierra, salvo que una guerra o dos como las Mundiales del siglo XX, nos hagan regresar hacia atrás.

 Notas:

(1)El Libro de la Matemáticas, Clifford A. Pickover, Pág. 90. 

– (1)Nepohualtzitzin (Ne: la persona. Pohualli: cuenta. Tzitzin: trascender), el cual es un instrumento de cálculo. La idea sustancial es: La persona que tiene el conocimiento de la cuenta de la simplicidad de la armonía para trascender al origen de la creación. 

–Además el uso habitual del ábaco fomenta la habilidad numérica, mejora la capacidad de concentración, de razonamiento lógico, la memoria,  la agilidad mental, el procesamiento de información de forma ordenada y la atención visual, es por ello una excelente forma de ejercitar el cerebro, manteniéndolo activo y ágil a cualquier edad. http://eib.sep.gob.mx/abacos/nepohualtzintzin2.pdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s