pexels-photo-315658.jpeg                                                  Photo by Bruno Scramgnon on

Gracias por este día, gracias por las letras que cruzan y las imagen que se convierten en historias en mi inconsciente para luego escribir y expresar inspiraciones coloreadas.

Creo que la música es algo muy bonito y estimulante a la hora de ir hacia adelante.

Creo que podemos llegar a hacer grandes cosas si no nos evadimos a nosotros mismos y las condiciones son un tanto favorables.

Creo que no debemos mentirnos porque cuando uno trata de mentirse y a su vez espera una mentira esa mentira va a ser vana. Cuando uno espera una mentira simplemente no puede mentir.

Las mentiras a nuestra cabeza son como pasteles cubiertos de chocolate dónde su interior hay frutos amargos con una cuota de acidez, dónde en su interior está cubierto de porqués.

Creo que nuestras convicciones y nuestras situaciones son las cosas en las cuales hay que aferrarse, ya que el ser humano puede, cómo menciono el filósofo Ortega y Gasset, solo controlar una tercera parte de su vida.

Ya que una de ellas es el tiempo por el cual no tenemos control sobre él, simplemente, no podemos designar en que momento de la historia humana podemos vivir o aparecer.

La otra parte es el espacio, el lugar, no tenemos la capacidad de elegir o controlar en que cuna aparecer, si va a ser de oro, de plata o de barro, ni tampoco elegir a quien te va a tomar la mano en los momentos aislados, ni quién te va apuñalar con palabras terriblemente filosas y cortantes.

Solo controlamos una tercer parte de nuestra vida que son las decisiones, es por ello que tenemos en nuestras manos un control remoto dónde no tiene como programar su horario y con algunos botones de más, o tal vez sin ellos, en el cual podemos navegar por películas e historias por medio de canales por los cuales elegimos interactuar.

Es por ello que creo que hay que creer en nuestras convicciones e intuiciones, formando un carácter filosóficamente propio y critico, formandonos nuestras propias creencias sin que sean ultrajadas y cuidandolas, para luego tomar nuestras decisiones.

Porque al fin y al cabo, a veces no podemos hacer cosas que creemos correctas, pero tenemos que cosas que son lógicas.

Después de todo, las personas que todos piesan que no pueden hacer nada son las que hacen cosas que nadie jamás las hubiera imaginado.