Nos roban la juventud

by Jaime Nubiola

Carta desde Pamplona

Me impresionó la declaración de una joven al salir de una macrofiesta que reunió a varios millares de jóvenes en un hangar abandonado en Lieuron, Bretaña, para despedir el año contraviniendo todas las restricciones sanitarias impuestas por las autoridades gubernativas. «Nos roban la juventud» explicaba una española asistente y me quedé con la impresión de que tiene parte de razón.

         La noticia de prensa explicaba que los asistentes habían burlado el toque de queda, en vigor entre las ocho de la tarde y las seis de la mañana, y la prohibición de reunirse más de seis personas. Los gendarmes trataron de interrumpir la fiesta, pero desistieron ante la violencia de algunos de los participantes, que lanzaron piedras y botellas contra las fuerzas del orden. La fiesta terminó al día siguiente, a las seis de la mañana, de forma pacífica, aunque fueron multados más de mil asistentes.

         La declaración de la joven española diciendo que nos están robando la juventud trajo a mi cabeza de inmediato la grotesca situación que se planteó en mi ciudad hace tres meses cuando estaban clausurados los columpios infantiles mientras las terrazas de los bares anejos estaban abarrotadas de adultos. Me llamó la atención el letrero fijado a un poste en la plaza en la que vivo con la foto de un niño con mascarilla que decía con grandes letras: “TENGO DERECHO A JUGAR”, y debajo se explicaba: 20 noviembre, día internacional de la infancia: ¡PARQUES INFANTILES ABIERTOS YA! #DESPRECINTALAINFANCIA.

         La pandemia del coronavirus y las medidas gubernamentales correspondientes plantean de frente la cuestión de la solidaridad intergeneracional. Hay muchos países —me consta que es así en México y en Argentina, por lo menos— en los que los niños y los jóvenes desde la infancia hasta la universidad han sido recluidos en sus domicilios sin poder reunirse con sus compañeros y han atendido las clases en el mejor de los casos a través de internet. Afortunadamente en España no ha sido así y tanto los colegios como muchas universidades han impartido presencialmente sus clases de modo regular, cuidando todas las medidas previstas, de forma que apenas ha habido contagios en los centros docentes.

         Como sabemos ya, los niños y los jóvenes se contagian poco y si se contagian la enfermedad para ellos resulta casi banal, salvo que tengan otras enfermedades previas. Se les confina por el temor a que puedan contagiar a los adultos y sobre todo a los ancianos del ámbito familiar. Pero, ¿se les ha preguntado a los jóvenes y a los ancianos su parecer? Algo parecido podría decirse de los ancianos confinados en centros residenciales a los que para protegerles se bloquea el acceso de los familiares o se restringe a la mínima expresión. ¿Se les ha preguntado qué prefieren tanto a los ancianos como a los familiares?

         Llevamos nueve meses de pandemia y anuncian que está llegando la tercera ola de contagios a nuestro país, al tiempo que se inicia lentamente el proceso de vacunación. Me parece que esta prolongada crisis sanitaria muestra con claridad las fortalezas y debilidades de nuestra organización social. Nos hallamos ante una aparente «dictadura sanitaria» a nivel mundial que, además, lamentablemente resulta bastante ineficiente. Los gobernantes no saben cómo gestionar la crisis pues lo que más parece preocuparles son los resultados electorales inmediatos. Lo que falta quizás es mucha pedagogía participativa, esto es, explicar razonablemente las decisiones que se adoptan y explicar siempre por qué se han desechado otras alternativas también razonables. De hecho, nos tratan a todos como niños a los que hay que darles todo hecho y ni siquiera se ocupan de contestar a nuestras preguntas. Por la carencia de esa pedagogía es por lo que me parece que la joven española que al salir de la macrofiesta en Bretaña declaraba que «nos roban la juventud» tiene un punto de razón.

Pamplona, 13 de enero 2021.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Ana Piera dice:

    Respeto tu opinión pero no coincido en todo. Coincidencias: los gobiernos han manejado la crisis muy mal pero nosotros como ciudadanos también. Yo siempre he pensado que NO debiera cerrarse nada, si se cumplen las normas de sanidad. Pero por todos lados se ve gente que no lo hace. No queremos ser tratados como niños y nos comportamos como tales. Eso de “nos roban la juventud” se me hace egoísta. La ciencia nos ha dicho lo que hay y lo que no hay que hacer, (y aunque al principio la información fué confusa, hoy por hoy queda claro al menos lo básico. ) Y aún así mucha gente decide exponerse y haciéndolo exponer a los demás. Ha habido generaciones enteras sacrificadas lamentablemente en conflictos bélicos, a ellos sí que se les robó no sólo la juventud, a muchos la integridad física e incluso la vida. Un poco de sacrificio, de sentido común, de respeto por el otro ¿es mucho pedir mientras dura esto?. Por cierto cada vez se ven más jóvenes que mueren de Covid, ya no se puede decir que es una enfermedad de ancianos o gente mayor. Basta una mirada a los hospitales y al personal médico para ver las consecuencias de nuestro egoísmo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Estimada Ana,

    Muchas gracias por tu lectura y tu comentario. Como probablemente sabes, en estos momentos en España los contagios se originan principalmente en las comidas familiares con personas no convivientes.

    La gestión contra la pandemia parece muy ineficaz en todos los países europeos. Falta pedagogía, falta información, falta ciencia: ni se ha hecho caso a lo que decían los científicos para las fiestas de Navidad ni hasta el momento se ha demostrado un solo contagio por contacto.

    La situación parece muy preocupante y todas las esperanzas están puestas en las vacunas.

    Muchas gracias de nuevo. Afectuosamente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Saber dónde se originan los contagios es capital: según el último estudio de la Generalitat de datos reales, el 59 en reuniones con amigos, el 2 en el cole, el 7 en el trabajo, el 5 en sanidad todo en porcentajes saludos Juan

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s