La estafa neoliberal by Ana de Lacalle

el

La socialdemocracia mediante el Estado del Bienestar logró encarnar la abstracción del Bien Común, que nunca alcanzaba a los más necesitados, en cada individuo desposeído invirtiendo la jerarquización del Estado en el reparto de la riqueza.  Esa conversión tiene lugar en un contexto cultural que se denominó con el tiempo postmodernidad y cuyo principio, tras la caída de las grandes palabras, fue recuperar al individuo del olvido colectivista –ese bien común en el que algunos nunca cabían- para situarlo como valor central a partir del cual debe articularse la Sociedad. De esta forma, se genera la ilusión de un sistema que deviene el “normal” donde el Estado vela por el bienestar del individuo, sin que a éste se le exija afiliación a ningún tipo de ideología. La Sociedad se ha vuelto aséptica y se ha desideologizado.

Pero este supuesto estado neutral no es más que un delirio, puesto que se convierte en el terreno fértil para que el sistema capitalista, que aguarda su oportunidad, vaya mermando los pilares del Estado del Bienestar y subvirtiendo sutilmente el pensamiento de generaciones de individuos que aspirando cada vez a una vida mejor, entran en la competitividad capitalista, gracias al nivel de preparación que un sistema más justo e igualitario, como el socialdemócrata, ha universalizado.

El resultado es una sociedad de individuos traicionados. Con un Estado del Bienestar desmantelándose progresivamente. Una alta cualificación de muchos jóvenes que ven como sus salarios se equiparan al de los jóvenes menos cualificados. Una desmotivación y desesperanza en el futuro para cualquier joven, ya que su salario si lo tiene no es ni digno, ni suficiente para independizarse. Y esto si nos referimos a los jóvenes que parecen tener cabida en el sistema, porque casi la mitad se encuentran en el paro y sin demasiada perspectiva, una parte importante de ellos.

La estafa del neoliberalismo ascendente que vuelve a situar las coses en su lugar: los ricos con los ricos, los pobres con los pobres. Eliminando esas clases intermedias que son las que pueden revolucionar el cotarro e intentar cambiar algo del sistema, contra menos sean mejor.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s