Mi doctora y yo.

el

Acabo de recibir ahora mismo (01/07/2021) un SMS del Sistema Andaluz de Sanidad, en el que me informan que acusan recibo de mi solicitud y que esté preparado para recibir la llamada de mi doctora, el DÍA 22 DE JUNIO, ENTRE 9.30-11.30.

Seguramente, será un error de los informáticos del carajo, de los cuales uno nunca puede fiarse (si lo sabré yo). En cualquier caso, esto me ha sugerido algunas reflexiones sobre el actual estado de la salud en España.

Debo decir, en primer lugar, que, esto de recibir un SMS anunciando una cita, aunque sea con dos semanas de retraso, es toda una hazaña por estos lares andaluces, toda vez que usualmente, las citaciones con el especialista se realizan a través del correo postal ordinario, lo cual conlleva que desde que solicitas la cita a tu médico de cabecera hasta que te recibe el especialista, pueden pasar mínimo entre 6 y 9 meses. Por ejemplo, yo solicité una cita con el oculista en diciembre de 2020 y la cita la tengo el próximo día 12 de julio. Afortunadamente, las citas con el médico de cabecera, a través del teléfono, por supuesto, llevan como mucho una semana y en general, un par de días. Lo normal en caso de que tengas un ojo en la mano, vamos.

A mi querida doctora, con la que mantengo una larga y cordial relación telefónica desde hace no recuerdo cuánto tiempo, la próxima vez que la vea cara a cara, tendremos que acordar algún tipo de señal externa para poder reconocerla, tal como que, ella se ponga mantilla española y peineta y yo un clavel en el ojal de la solapa. Ese día tendré que obsequiarla con un ramo de flores y darla un par de besos (espero que para entonces ya sea posible) para celebrarlo. Será como dar la bienvenida a uno de los niños de Rusia que regresa a su país de origen después de pasar toda la vida allí, en la estepa y encima, sin polvorones. No es que ella sea mayor, pero la sensación es la misma.

Imagino lo feliz y dichosa que debe encontrarse ella, desarrollando el tipo de medicina que la impulsó en su día a escoger una profesión de la que jamás te puedes alejar, desprender u olvidar; que te lleva 10 años de tu vida de sacrificios, esfuerzos y privaciones, hasta conseguir el título, para al final, terminar ejerciendo de tele doctor.

Por lo demás, no termino de comprender que el COVID haya impactado de tal forma en el sistema de salud de España, hasta el punto de colapsar. Comprendo que aquellos profesionales que están en primera línea de batalla, en atención primaria, hayan sufrido ese colapso, pero no termino de entender qué han estado haciendo los traumatólogos, los otorrinos, los oculistas, los cirujanos o los urólogos, durante todo este tiempo. Porque, vamos a ver, vacunas no han podido estar poniendo. No había y cuando empezaron a venir, lo hacían con retraso. Pasar consulta, no parece que la hayan pasado por todas las restricciones (algunas de ellas ilegales según el TC) de las que hemos sido víctimas. Atender por teléfono, no lo veo. Ni el oculista ni mucho menos el proctólogo puede hacer mucho a través del teléfono, a no ser que la videoconferencia por Skype o Zoom tenga una calidad extraordinaria y en el caso del proctólogo, incluso así, veo complicada su labor.

Y a todo esto, nosotros, paganinis anónimos, sufragando los costes de la Seguridad Social y teniendo la peor asistencia que hemos tenido jamás, mientras los listos de siempre, se han puesto las botas (y las batas) intermediando en la compra de material médico, a pesar de que la empresa a la que se otorgó la licencia, se dedicara a fabricar cascos para los bomberos, por poner un ejemplo. Posiblemente, consecuencias de tener a un filósofo como ministro de Sanidad.

Al menos, la llamada que estaba esperando el 22 de junio, se produjo, pero en vez de la hora prevista, mi querida doctora me llamó a las 13.30 o así. Ya se me había olvidado que ese día tenía contacto telefónico con ella. Hemos quedado en que seguiríamos en contacto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s