¡No más lágrimas: escribir! by Jaime Nubiola

el

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orion. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia”. Muchos recordarán estas tristes palabras finales de Roy Batty, el replicante Nexus 6, en Blade Runner que terminan con su todavía más triste “Time to die”, “hora de morir”. Como lágrimas en la lluvia. Así son nuestros sufrimientos, nuestras experiencias y nuestras vidas si no los compartimos con otras personas.

            Con alguna frecuencia vienen estudiantes o colegas a pedirme consejo sobre los más variopintos asuntos académicos y muchas veces también sobre cuestiones más personales. Siempre me emocionan esas conversaciones en las que sin prisas puede llegarse al punto doloroso en el alma del amigo y con una sonrisa y unas pocas palabras es posible ayudarle a recuperar la paz.

            Con gente joven compruebo muchas veces que la pena más grande que les aflige es una dolorosa sensación de soledad. Como en el despacho tengo un póster del novelista Antonio Pereira en el que con letras bien grandes dice “Escribir para que nos quieran”, suelo servirme de él para persuadir a mi visitante de que uno de los mejores remedios para su sufrimiento es tratar de poner por escrito lo que lleva en su corazón. Escribir lo que a uno le preocupa ayuda mucho a aclararse uno mismo, a comprender lo que a uno realmente le pasa, a explorar la imaginación disipando los miedos y fortaleciendo las ilusiones. Después, podremos compartir lo escrito con alguien a quien apreciemos y así aprender de su posible consejo, o simplemente comprobar su comprensión y cariño.

            Para comenzar a escribir basta con querer hacerlo. Quien no sepa escribir o no tenga quien le quiera y le lea que me busque o que me envíe un e-mail [jnubiola@unav.es]. Si aprendemos a transformar nuestras lágrimas en tinta, nuestra vida no se perderá como las lágrimas en la lluvia del replicante Roy Batty.

Astún, 8 de julio 2021

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Bravo! Jaime, si la escritura sana y nos mantiene vivos y aporta a los demás mundos, ideas y capacidad reflexiva Un abrazo y buenas vacaciones j.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hugo Carretero dice:

    Totalmente de acuerdo, Jaime
    Escribir nos permite ver con más claridad lo que nos emborrona la mente.
    Un gran abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s