La digitalización está de moda.

De vez en cuando algunas personas influyentes pertenecientes a diversos entornos (políticos, empresarios, sindicalistas, etc.) se afanan en un intento de lavarnos el cerebro al resto de los mortales a base de machacarnos hasta la extenuación con términos y conceptos que, en muchas ocasiones, no son otra cosa que palabras huecas, biensonantes, pero, sobre todo, cuyo objetivo es ganar dinero con ello. De una manera o de otra, pero que fluya el dinero hacia sus bolsillos. Y por supuesto que el dinero sea nuestro, claro. Esa gente suele recibir el apelativo común de “vende humos”, aunque el término correcto es charlatán.

Jaime Gómez-Obregón, es un informático que ha estudiado a fondo este tema y lo ha plasmado en un artículo (ver aquí) en el que describe negro sobre blanco, los artificios verbales de los que son capaces los políticos para vivir del cuento, prometiendo proyectos imposibles, inútiles o que rara vez llegan a ponerse en marcha.

Según sus propias palabras: “La digitalización se ha convertido en un pozo sin fondo en el que los políticos dilapidan los recursos de los que pagan impuestos.”

Él aporta en el artículo sus propios ejemplos, muy ilustrativos y bien documentados que corroboran el resultado de su análisis.

Yo he escogido sólo unos pocos ejemplos, recogidos de la prensa en un par de días, para resaltar lo que más arriba calificaba de “machaque”.

UGT, por su parte, destacó que «sobre la mesa de negociación quedan aspectos importantes que permitan modernizar las Administraciones Públicas, como la digitalización o el rejuvenecimiento de las plantillas».

«La Universidad debe asumir este cambio al igual que el hecho de que el perfil tradicional del estudiante está disminuyendo. Así lo expresó Victoria M. Bamond, rectora de la Schiller International University, quien habló de titulaciones transdisciplinares, en las que «se une empresa y tecnología, ciencias y humanidades y se introduce sostenibilidad y digitalización como transversal». 

«España destinará 4.300 millones para hacerla líder en electromovilidad. Para la transformación industrial que se debe acometer, se destinarán 2.975 millones, lo que implica que se beneficiarán tanto la producción de vehículos, como las de baterías y sus componentes, el coche conectado y la digitalización.»

«Además, se subvencionarán proyectos de mejora de la cualificación de los trabajadores; y de formación profesional para jóvenes, enfocados a la digitalización

«Inditex: las ventas online impulsarán el dividendo. El grupo pone la sostenibilidad al nivel de la digitalización en su apuesta de desarrollo futuro.»

Es decir que ahora, todo éxito, en cualquier ámbito, pasa por utilizar dos términos: transversal y digitalización. Da igual que hablemos de la Administración Pública, la universidad, la industria del automóvil o la de la ropa.

Este aparente salto al futuro contrasta notablemente con esa otra España casi invisible que se conoce como la España vaciada. Una España compuesta por cientos de pequeñas poblaciones, con apenas habitantes, en su mayoría mayores o directamente ancianos, que no disfrutan en ocasiones ni siquiera de internet y que, para tener cobertura, algunos tienen que andar un par de kilómetros hasta el cementerio – por ejemplo – y poco menos que subirse a una lápida para poder pedir una ambulancia o hablar con los suyos. Pueblos que en invierno quedan prácticamente aislados por la nieve; que no disponen de autobuses de línea regular que les pueda comunicar de forma rápida y segura con una población mayor; que no disponen de médico en el pueblo y se tienen que contentar con el sacrificio que hace un profesional, el cual, una vez por semana, se recorre cientos de kilómetros en su propio coche, para atender a los habitantes de la comarca. Pueblos que no tienen farmacia, ni oficina del banco – de ninguno – y que se tienen que contentar con la visita que les hace un autobús para conseguir dinero en metálico. Pueblos que deben esperar la llegada de la furgoneta con el pan, la leche y los huevos, o la que trae las frutas y verduras, porque en su pueblo, vacío, no hay nada de eso. Pueblos en donde de vez en cuando, necesitan un veterinario y tampoco tienen. Pueblos que, por no tener, no tienen ni escuela – por supuesto – ni cura que les asista en la iglesia…o lo que queda de ella.

Pero ello no es obstáculo, óbice o impedimento para que el estado les siga cobrando los impuestos en función de sus ingresos, y no les descuente los servicios que NO reciben, y a los que tienen derecho, porque ellos, contribuyeron a que HOY tengamos esos servicios.

La actual brecha digital también parece haberse esfumado como por arte de magia. La brecha digital entre “ricos” y “pobres” se puso de manifiesto con el COVID cuando los colegios y las escuelas, se vieron en la obligación de cerrar sus aulas y enviar a los niños a estudiar a casa.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 93 % de los alumnos españoles entre 10 y 15 años puede acceder a internet, es decir, un 7 % de estos estudiantes no cuenta con un dispositivo desde el que acceder a la red.

Incluso en el caso de que tengan acceso a internet, habría que analizar la calidad de dicho acceso, por si pudiera afectar al ritmo normal de seguimiento de las tareas; la ubicación en un entorno dentro del domicilio, que favorezca la concentración y el estudio; la posibilidad de tener que compartir un espacio reducido con otros hermanos o sus progenitores, etc.

«Cuando se acude al colegio se produce una situación entre iguales. Todos los alumnos tienen las mismas oportunidades y herramientas. Sin embargo, la pandemia obligó a eliminar toda la presencialidad y muchos niños y niñas vieron afectado su aprendizaje.» ([1])

Por otro lado, una inmensa mayoría de la población de nuestros mayores, puede considerarse analfabetos digitales. En el mejor de los casos, sus nietos les han enseñado una serie de pasos que repiten de forma automática para establecer comunicación con ellos y poco más. A este espectro poblacional, no les puedes hablar de realizar operaciones bancarias a través del móvil, o presentar la declaración de la renta usando el ordenador y el certificado digital o reservar los viajes del IMSERSO por internet. Estas personas son del dinero contante y sonante y las gestiones en vivo y en directo.

Pero ahora lo que está de moda es hablar de digitalización. Miles de millones para que las supuestamente, empresas se gasten ese dinero en modernizar sus negocios, cuando resulta que la mayoría es partidaria de que los trabajadores estén visibles en sus oficinas y no haciendo tele trabajo. Y la pregunta es: ¿Esto le va a resultar más beneficioso al fontanero, al arreglalotodo o al pintor?

Hay que digitalizar la Administración Pública y “poyaque”, de paso contratar más personal, que con tres millones no tenemos bastante. Al menos esa es la teoría de UGT y supongo que la de CC. OO, claro.

Para conducir los coches del futuro vamos a tener que hacer un curso de pilotaje en alguna escuela de Jeff Bezos o Elon Musk, que no tardarán mucho en fundar.

A la universidad, ya no será necesario acudir. De hecho, los másteres, te los darán por defecto y en caso de que no los quieras, tendrás que hacer como con la ley de protección de datos: rechazarlos. Pero después.

Y mientras nos vamos a gastar una cantidad indecente de dinero en digitalizar España, los pueblos vacíos seguirán sin médico, sin farmacia, sin párroco, sin escuela, sin pan, sin autobús, sin tren y sin internet.

Los niños de familias humildes, seguirán sin ordenador, sin internet y desfavorecidos por tener que estudiar en unas condiciones peores que las de algunos de sus compañeros de curso. Eso, suponiendo que no abandonen los estudios de forma prematura, impulsados por la frustración y el sobreesfuerzo.


[1] Ana Amat – La Vanguardia (16/03/2021)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s