Rebel by j re crivello

“Servir, servir, servir

Al ejército de la Nación

Servir, servir, servir

Con mucha dedicación”. Pág. 170, Pantaleón y las visitadoras, Mario Vargas Llosa

Siempre fui un rebelde, como dice la frase de la camiseta. Pero en el ejército no me aceptaron, tenía una dolencia crónica, así que me marche a España. Un sitio en aquella época inaccesible, pues le gobernaba un dictador desde la cama. Y al año siguiente vi en la tele como gemía un tipo que nos decía que Franco estaba ya en el cielo.

Los rebeldes somos gente que va a contrapelo. Cuando hay que resistirse nos alejamos y cuando nadie se mueve nosotros vemos que aquello no está bien y luchamos por cambiarlo. Es como le diría -estimado lector, que olemos aquello que está a punto de cambiar pero nadie se atreve a darle una patada, luego viene el pueblo llano y detrás los arribistas.

Aquellos que proclaman que lo sabían desde hace años, pero su discurso suena mediocre y facilón. Y se ponen lazos, escarapelas o cantan canciones heroicas con tal vozarrón que uno piensa  -uno el rebelde, ya es mejor alejarse de este lio pues suena a normalizado.

Y… ¿cómo sabe que uno es rebelde? Eso no se sabe, uno intuye que detrás de esa cortina de humo se esconde un falso paraíso. Luego lo reflexiona y une sus cuentas en su interior y especula hacia donde iremos, para decir tímidamente al que quiera oírle: ahora esto caerá y con ello se irán al carajo las ilusiones de millones de personas. Pero lo que uno preveía no estalla tan fácil y surgen los discursos bellos de aquellos reformistas que desean estar en la plaza para evitar que el edificio caiga.

En estos días hay dos políticos que hacen ese papel, en Reino Unido diciendo que aquello no va a estallar y uno piensa: lo que vendrá se llevará aquella pretendida suficiencia de los ingleses de ser aun una potencia y se los tragará la UE, o los burócratas del pacto de ese coloso que inventamos los españoles cuando Franco y su cama nos tenían sujetos a la mediocridad.

¿Y el segundo? Lo diré suave para que los socialdemócratas no me odien: un tipo que ha escrito su tesis y ha obtenido su Doctorado copiando, y se ha hecho presi en España. Cuando el caiga, vendrá un reajuste centrista (si… algunos me diréis de derecha), pero como soy rebelde intuyo que cuando ello ocurra ya estaré pensando en otra cosa, pues después del pueblo llano llegan los que ya lo sabían todo.

Ud., ¿dónde se coloca en el partido que llegará?

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. elcieloyelinfierno dice:

    Muy buena entrada!! Presumes todo en aquella frase «algo habrán hecho las masas, para merecer tales gobiernos». Un cordial saludo.

    Le gusta a 1 persona

  2. De la Polemática, la Fetería y el Sucundún dice:

    El hombre tiene un interés vital en conservar su sistema de orientación. De él depende su capacidad de obrar y, en definitiva, su sentido de identidad. Si otros lo amenazan con ideas opuestas
    a su propio sistema de orientación reaccionará ante esas ideas como si se tratara de una amenaza a su vida.Puede racionalizar esa reacción de muchos modos, decir que esas ideas nuevas son
    intrínsecamente «inmorales», «nada civilizadas», «locuras», o cualquier otra cosa que considere apropiada para expresar su repugnancia, pero el antagonismo se debe, en realidad, al hecho de que se siente amenazado.

    El hombre necesita, no sólo un sistema de orientación o enfoque sino también objetos de devoción, que se convierten en necesidad vital para su equilibrio emocional. Cualesquiera que sean —valores, ideales, ancestros, padre, madre, la tierra, la patria chica, la nación, la clase, la religión y centenares de otros fenómenos— le parecen sagrados. Las costumbres mismas pueden ser sagradas, porque simbolizan los valores establecidos.

    El individuo —o el grupo— reacciona a un ataque contra lo que considera «sagrado» con la misma agresividad y rabia que si se tratara de un ataque contra su vida.

    Una muleta para una pobre vida renga.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s