Los errores judiciales.

Pixabay

Hace unas semanas saltaba a los medios de comunicación una noticia sobre la custodia de un menor, cuyo origen estaba en un juzgado de Marbella. Al parecer, una vez disuelta la pareja, la madre decide instalarse en su pueblo natal, Muros, provincia de Coruña, España, Europa. Sin embargo, la jueza declara en su auto, que niega la custodia a la madre por vivir en la Galicia profunda. Sin duda alguna, otro esperpento más de alguna tarada con toga que se cree investida por algún tipo de divinidad y que le otorga poderes especiales.

Siendo esto todo un atropello al más elemental sentido común, a cualquiera se le ocurren multitud de comentarios, desde los que van del ámbito estrictamente legal, hasta el desprecio por una población y hasta por una región española.

Una vez más, aquel sabio refrán español de “pleitos tengas y los ganes” toma cuerpo. Pero siendo un nefasto ejemplo, no es lo peor que puede hacer la justicia cuando se equivoca. Y en ocasiones, se equivoca y a lo grande.

Uno de los casos más sonados y con mayor alcance mediático por su palmaria injusticia, fue el llamado caso Wanninkhof.

“El caso Wanninkhof es un caso de error judicial que sucedió en España cuando, en un ambiente de histeria popular creado por los medios de comunicación y en un juicio plagado de irregularidades por parte de las autoridades judiciales y policiales, Dolores Vázquez Mosquera fue declarada culpable por un jurado popular de la muerte de Rocío Wanninkhof, quien había sido asesinada en octubre de 1999 cerca de Mijasprovincia de Málaga. Unos años después el caso dio un vuelco al resolverse otro asesinato posterior, el de la joven Sonia Carabantes, en agosto de 2003 y descubrirse que el ADN del asesino de Sonia Carabantes coincidía con el ADN encontrado en pruebas del caso Wanninkhof.”

(ver https://bit.ly/3GnASfZ) “El Mundo 26/10/2021”

Una vez que años después, el ADN probó que el asesino era otra persona, y tras 17 meses en la cárcel, Dolores Vázquez salió a la calle. Aquello no sólo fue un error de la justicia. Aquello fue un linchamiento de un país entero, comenzando por la prensa llamada del corazón, que suele mostrar muy poca empatía cuando de acudir como aves de rapiña se trata a fagocitar a un cadáver. El calado de sus opiniones y la predisposición de los analfabetos, provocan esos efectos. Esos analfabetos son los mismos que acuden a una prisión a llamar “guapa” a Isabel Pantoja, o “ladrón” a Miguel Blesa o Bárcenas, aunque todos ellos estén acusados más o menos de los mismos delitos.

Después, cuando se descubre el descalabro, no hay dinero que compense la frustración, el deseo de justicia, de venganza y el tiempo en prisión, por algo que no se ha hecho.

Y no ha sido el único caso.

El ex presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, pasó 643 días en prisión por un supuesto delito de blanqueo de capitales por valor de 20 millones de euros, al cabo de los cuales, fue puesto en libertad y absuelto de todos los cargos. Por esa injusticia, el ministerio pretende recompensarle con 16.000€ a razón de 25€ diarios. Así valora el estado tu libertad.

Manuel Cortés, vendedor ambulante de 48 años, se ha pasado 15 meses en una prisión de Málaga por ir y estar donde no debía. Iba a robar fruta en los invernaderos para venderla al día siguiente en el mercadillo y se vio involucrado en un asunto muy feo: el desembarco de un alijo de 2.000 kilos de hachís en Nerja. Ha estado 465 días preso hasta que la Audiencia de Málaga le juzgó el pasado julio y ordenó su libertad inmediata. No había ninguna prueba que lo vinculase con una barcaza que arribó de noche a la costa, a 400 metros de donde él estaba buscando fruta con su furgoneta.”[1]

Siempre nos puede quedar el consuelo de que al menos, estas víctimas pueden recuperar la libertad y pueden contarlo, y no como en EEUU donde te fríen por un quítame allá esas pajas o te tiras en el trullo toda tu vida y descubren que eres inocente cuando han pasado 40 años.

Tan solo nos queda rezar para no caer en las manos de algún poseso endemoniado.

Carlos Usín


[1] El Pais https://bit.ly/3nukamD

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s