El maragato en la torre… de Boñar

By Mercedes G. Rojo

Serie: De héroes y otros personajes (Acerca de los “maragatos”)

Quienes sigan mis andanzas literarias, a estas alturas, han de saber ya que procedo de una zona muy concreta de la provincia de León, con un cierto halo misterioso que rodea no solo su geografía  sino también a parte de la población que en ella habita. Estoy hablando de la comarca maragata o, como a algunos gustan llamarla, el País de maragatos. Sus habitantes fueron en tiempos muy importantes y su influencia muy grande  a través principalmente del ejercicio de la arriería y de otras empresas comerciales que dejarían su impronta en numerosos lugares tanto de la geografía española como más allá de ella, en concreto al otro lado del Atlántico. Su presencia dio pie, en algunos de dichos lugares a la aparición de leyendas  en torno a personajes  que hoy ya duermen en el olvido, “maragatos” famosos en su momento que dejaron huella allá por donde pasaron. En esta sección, enlazadas con las vidas y leyendas de otros personajes, iremos viendo algunas de ellas. Empezaremos por la de uno de esos maragatos que ha conseguido unir la historia de dos comarcas leonesas bien distantes entre sí. Si a través de ella consigo despertaros las ganas de viajar y descubrirlas, será todo un placer para mí.

Existen en la provincia de León dos comarcas bien diferentes a las que separan cerca de cien  entre sí cerca de kilómetros, muy diferentes en cuanto a paisaje y también en cuanto a la ideosincrasia de sus habitantes: son la comarca de Maragatería y la de las tierras de Boñar. Sin embargo ambas están ineludiblemente unidas por un personaje que deja en la segunda la presencia de la primera, precisamente a través de un personaje doblemente presente en el folklore e historia de la villa montañesa: el maragato de la torre.   He dicho que doblemente presente y es que la torre de la iglesia tiene desde hace décadas un autómata que representa la imagen de un maragato que da las horas, y cuya presencia se recoge también en una conocida jota de la comarca que conocemos todos quienes mínimamente nos acercamos a su folklore.

El «original» maragato en la torre de Boñar

Pero ¿quién es exactamente ese maragato y cómo y cuándo llegó a la torre de Boñar? Permítanme que se lo cuente. Existe en la ciudad de Astorga, conocida por antonomasia como capital de Maragatería (aunque sin ser maragata, dicen) una pareja de maragatos que desde hace años marcan las horas de la ciudad desde un balcón del consistorio maragato. Son tan importantes que hasta tienen nombre propio; Colasa y Juan Zancuda se llaman, aunque de ellos ya les hablaré en otra ocasión. En ellos, precisamente está inspirada la presencia de nuestro protagonista de hoy. Y es que, cuenta las crónicas que, allá a principios del siglo XX, llegó a Boñar – localidad que en su momento destacó por la amplia presencia de importantes minas de talco- un rico ingeniero experto en este tipo de minas. Tenía nombre Bernardo Crosa y era de origen maragato. Un buen día descubrió que estas tierras de Boñar habían pertenecido en tiempos  a los  marqueses  de Astorga, quienes décadas –exactamente en el año 1861- antes habían donado a la localidad el reloj que lucía la hermosa y esbelta torre de la iglesia de San Martín. Siguiendo su ejemplo, y puesto que tenía posibles, quiso tener él un gesto parecido con el pueblo, y así se puso al habla con el carpintero local Desiderio Cañón, el más hábil de toda la contorna, encargándole la realización de la figura de un maragato que le recordara a los del Ayuntamiento de Astorga, y que se colocaría en la torre para señalarle a los boñarenses el paso de las horas.

            Dicen que  salió tal maragato de un tronco de peral de la huerta de doña Tomasa y  que llegó a hacerse tan famoso que fue de boca en boca, por toda la provincia y por el mundo alante, gracias a esa Jota de Boñar que dice:

Dos cosas tiene Boñar 
que no las tiene León, 
dos cosas tiene Boñar:
el maragato en la torre 
y en la plaza el Negrillón. 

            También hay varios dichos populares que durante décadas corrieron de boca en boca por el pueblo, como este que dice:

«Maragato de la torre, 
yo te conocí peral, 
de las hijas de Desiderio, 
eres hermano carnal». 

O ese otro que cuentan decía el propio Desiderio:

«Fue el hijo que más me costó hacer 
y el que menos guerra me dio».
El maragato original (de 96 años) protegido ahora de la intemperie

            Han pasado cerca ya de cien años desde que el maragato llegó a la torre del pueblo y, justo cuando el personaje cumplía 96 años realizando su función en el campanario, hubo de bajarlo  para protegerlo del deterioro al que la intemperie lo ha sometido estos años, pues es Boñar zona donde los inviernos arrecian fuerte. Finalmente se tomó la decisión de sustituirlo por una copia de otro material más resistente, aunque el primigenio podemos continua  contemplándolo protegido por una urna de cristal en el pórtico de la misma iglesia del pueblo. Y es que no en vano, el maragato de la torre, al igual del negrillón de la plaza que tras sucumbir a una grave enfermedad que acabó con ellos en toda la comarca fue sustituido por un monumento que nos lo recuerda, lleva ya un siglo siendo el emblema de una localidad que lo mantendrá mientras mantenga vivo su folklore.

            Ya saben, Boñar, otra preciosa comarca leonesa para descubrir, con muchísimos encantos en su entorno y una rica gastronomía que podemos degustar si olvidar los ricos “nicanores” con los que culminar cualquier comida que se precie.  Porque

Dos cosas tiene Boñar 
que no las tiene León, 
dos cosas tiene Boñar:
el maragato en la torre 
y en la plaza el Negrillón. 

Acérquense a descubrirlas.

El otro emblema de Boñar, hoy convertido en monumento permanente a su memoria.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s