El extraño caso de Celestino.

Celestino era un chico aparentemente normal. Nacido en el seno de una familia normal y con acceso a una buena educación que sus padres se pudieron permitir, no sin esfuerzos. Estudió, primero, en un afamado Instituto en Madrid, y después, terminó los estudios de secundaria en un colegio religioso de la capital.  Es a partir…

Chapuzas vs manitas.

El otrora individuo conocido como “chapuzas” respondía a un perfil inconcreto por su variada gama de actividades y orígenes. De hecho, el término “chapuzas” tenía una clara connotación peyorativa por parte de aquel que contrataba sus servicios. Esta insatisfacción se debía, principalmente, a la escasa – o nula – calidad del trabajo del contratado y…

El vicioso.

Aquel departamento de la multinacional era una pequeña ONU en sí mismo. Empezando por el jefe de todos, un francés con acento andaluz porque su madre era de Granada. Isabel tenía un acento raro, mezcla de su Brasil natal y su matrimonio con un gallego. Álvaro, con apellido italiano, criado en Argentina, estudió en Inglaterra…

El madrileño, la gallega y la rusa.

A mi amigo Eduardo se le quedó cara de panoli cuando en mitad de la reunión que tenía todos los miércoles con su pareja y el psicólogo de ambos, aquella le espetó sin previo aviso: «No, si Eduardo se va de casa», a lo que el aludido, sólo pudo añadir: «Hombre, no es que la…

El aguinaldo.

En aquel Madrid en blanco y negro, de calles adoquinadas y surcadas por las vías de los tranvías eléctricos, la ciudad cambiaba de aspecto y se hacía luminosa al llegar la Navidad, mucho antes de que fuera El Corte Inglés el que determinara cuándo comenzaba ese tiempo tan especial. Las principales calles de Madrid se…

El carbonero.

SERIE OFICIOS PERDIDOS. El carbón era por aquel entonces, la fuente principal de energía. Aquellos bloques de viviendas que disfrutaran de calefacción central – que no todas las casas lo tenían – se nutrían de carbón. Cada año, a mediados de septiembre – las calefacciones no se podían encender antes del 1 de octubre a…

La chica de las medias.

El barrio en el que crecí estaba lleno de tiendas de esas que ya no existen, porque el tiempo y la modernidad han ido borrando del mapa de los negocios. Esas tiendas eran de visita diaria casi obligada porque no sólo había que salir a comprar comida, pan, leche y fruta, también, de vez en…

El abanico y su lenguaje.

Un instrumento y complemento de moda con origen en oriente, pero que con el paso del tiempo y al igual que los italianos se adueñaron de la pasta cuyo origen comparte con el abanico, los españoles nos apropiamos de él y lo hicimos tan nuestro como la paella. Del abanico existen referencias tanto en China,…

Nadie usa pañuelos.

Hace ya mucho tiempo que no veo a ningún caballero usar pañuelos de bolsillo. Tal vez, alguien con título nobiliario, pero la verdad, como tampoco leo las revistas del corazón, no lo sé. Pienso, por ejemplo, en el príncipe Carlos de Inglaterra, pero no recuerdo a muchos más. En su día, y no hace tanto…

Nadie lleva zapatos.

Cuando era niño, al iniciarse el curso escolar allá por mediados de septiembre, recuerdo acompañar a mi madre a una zapatería que estaba en la calle Toledo de Madrid. El objetivo era comprar las botas – que no zapatos – que debían durar hasta junio del año siguiente. Recuerdo que la marca de las botas…

Félix el acosador.

Hubo una época en la que ostentar un puesto de responsabilidad en la televisión pública española era casi tanto o más, que ser ministro. Entonces, ni siquiera había oposición o por ser más exactos, estaban casi todos fuera de España, o en la cárcel, o desterrados y nadie osaba alzar la voz por si los…

La metamorfosis.

En los años 80 del siglo pasado, la sala de fiestas Gomila, en pleno centro de Palma de Mallorca, era el no va más. Era una sala muy espaciosa, con actuaciones en directo y con un aforo importante. A mí me recordaba bastante al Florida Park de Madrid, aunque creo que no era tan grande. El…

Odio a muerte el bricolaje.

Según el conocido aforismo griego “conócete a ti mismo” yo soy plenamente consciente de mis limitaciones en cuanto a manualidades se refiere. El Señor, nuestro Dios, no me ha llamado por el camino de los trabajos manuales. De cualquier tipo. Este convencimiento, que tiene bastante de herencia genética, me viene de mis primeros años de…

Por qué no puedo ser astronauta.

Pedro Duque, nuestro afamado astronauta, español y del Real Madrid como todas las personas decentes, contaba en cierta ocasión una de las pruebas a las que fueron sometidos los aspirantes a formar parte del programa espacial. La prueba consistía en que los de la NASA les dieron unas piezas a modo de puzle de IKEA,…

Las aventuras de un agente de seguros.

De entre las muchas facetas poliédricas que he tenido que desarrollar hay una en especial que me ha proporcionado – aparte de la informática – un cúmulo de experiencias dignas de reseñar y algunas rayando en lo paranormal. Me refiero a mi etapa como vendedor de seguros.  Ser un vendedor, – de cualquier cosa, producto…

CRISTALINA by Scarlet Cabrera

«Me diste temor como alimento y de mí, brotó magia.» Cristalina era paradójica: guapísima su fachada, dantesco el cosmos impalpable. Transitaba la niñez silente como la tierra, atada a la pestilente rutina que atrofia, monotonía al vaivén del colegio y las granizadas paredes de su habitación. Felizmente, tenía  a “ Great Greek.”, un gracioso y suave hámster,…

¿Quién está ansioso por recitar?

El primer día de curso tras las vacaciones estivales, era, con diferencia, el peor de todo el año. Era un día para estar sumido en los más dispares pensamientos, todos ellos relacionados con el período de gozo y relax que ya había terminado. En las clases estaban sentados nuestros cuerpos, pero las mentes estaban en…

Y no estaba muerto.

Mi amigo Enrique y yo, con nuestras respectivas mujeres, decidimos ir a visitar Sigüenza y su Parador. Al llegar nos encontramos con que en los salones de dicho Parador se estaba celebrando una convención de la Congregación para la Custodia de la Santa Fe, nombre con el que se conoce desde hace tiempo a la…

Tres euros de diésel, por favor.

Desventurado García era un buen hombre al que la vida no es que le hubiera golpeado, es que le estaba vapuleando. Era como si le hubieran hecho subir al ring a enfrentarse a Casius Clay en sus mejores tiempos, y no hacía más que recibir golpes por todas partes, que le mantenían en un estado…

La gorda, el gigoló y la camarera.

Digamos que se llamaba Miguel. Aunque no tengo la certeza más absoluta de ello, todo parecía indicar que se trataba de lo que los italianos han definido tal dulcemente como un gigoló. Todas las especies animales viven en sus hábitats naturales. Así, a nadie se le ocurriría pensar que en Cádiz hay osos polares, en…